• Perros en Acción

SALVÁLE LA VIDA A TU PERRO


Hay muchas maneras de cuidar a nuestro perro. En caso de accidentes producidos por la ingesta de objetos peligrosos, es necesario saber qué hacer para actuar de inmediato, antes de que llegue el veterinario. Otra, muy importante, es estar al tanto de las medidas preventivas que podemos adoptar.


Por: Marisol Rey


Conocer las maniobras Heimlich y de resucitación cardio pulmonar (RCP) y saber cómo actuar ante situaciones de emergencia pueden salvar la vida de tu mejor amigo. Además, son también muy importantes la educación y el adiestramiento para la acción preventiva.

Una de las emergencias más comunes se presenta ante la asfixia por un cuerpo extraño. Se produce cuando algún objeto, comestible o no, causa una obstrucción en la entrada de la laringe, impidiendo el pasaje de aire.



1 Desaparición del objeto que estaba mordiendo el perro anteriormente.


2 Expresión de gran angustia e inquietud repentinamente.


3 Respiración muy forzada, intentos de toser, silbidos respiratorios, gemidos, manotazos a su hocico.


4 Mucosas que se tornan azuladas (cianosis).


5 Pérdida de conciencia, a la que sigue un paro respiratorio.


6 Respiración muy forzada, intentos de toser, silbidos respiratorios, gemidos, manotazos a su hocico.



Cómo actuar ante la emergencia


Paso 1

Con mucha precaución, abrir la boca del perro para observar la garganta y confirmar la presencia del cuerpo extraño.

Sólo en el caso de que éste se encuentre al alcance, podemos intentar introducir la mano en la boca (preferiblemente provistos con una pinza de botiquín) para quitarlo. Esta maniobra no resulta recomendable si el objeto se presenta inaccesible, ya que corremos el riesgo de ser seriamente lesionados y podríamos introducir el objeto aún más profundamente.


Paso 2

Si el perro es grande: Aplicar maniobra de Heimlich (hay varias versiones), que consiste en presionar el abdomen para que la presión del aire de los pulmones empuje el objeto hacia afuera.

Si el perro es chico: Tomarlo de los muslos, levantarlo cabeza abajo, y sacudirlo para que la gravedad desaloje el objeto. Si esta operación no marcha, se debe utilizar la maniobra de Heimlich.


Paso 3

Si aun desalojado el objeto el perro no respira, se debe aplicar la resucitación cardio pulmonar.


La importancia de prevenir


La prevención es fundamental para tratar de evitar estos accidentes.

Medidas para tener en cuenta:


1 Enseñarle a nuestro perro a no tomar objetos extraños.


2 Poner un bozal en aquellos perros proclives a tomar comida de la calle.


3 Evitar juguetes de mala calidad, fácilmente fragmentables, muy pequeños o resbaladizos que pueda tragar. Algunos objetos con los que suelen jugar pueden tornarse peligrosos. Algunos perros, por ejemplo, despeluzan las pelotas de tenis. Desprovistas de su protección se hacen resbaladizas y pueden tragarse con facilidad.


4 No proporcionarles huesos. Y menos aún de pollo.


5 Vigilar al perro cuando se le ofrece un juguete nuevo.


6 Aprender la técnica de RCP y también primeros auxilios. Podemos solicitarle a nuestro veterinario que nos instruya sobre ello. Hay cursos que nos capacitan para saber cómo aplicar tanto esta maniobra como la de Heimlich.