• Perros en Acción

EL VALOR DEL PEDIGRÍ


Por: Dr. Jorge Santoianni


El pedigrí es el árbol genealógico de un animal de raza pura y allí se registran las generaciones pasadas. En los perros este registro lo lleva alguna institución oficial o reconocida internacionalmente: en Argentina es la F.C.A. (Federación Cinológica Argentina), reconocida por la F.C.I. (Federación Cinológica Internacional). Es lo que comúnmente llamamos “Papeles” del perro.


La palabra procede de la expresión “pied de grue”, “pata de grulla”, con la que los franceses se referían a las marcas rectas con forma de pata de grulla que los primeros criadores ingleses de caballos utilizaban a modo de árbol genealógico para seleccionarlos. La pronunciación inglesa de “pied de grue” acabó convirtiéndola en «pedigree», castellanizándose luego a “pedigrí”.


El pedigrí es un gráfico escrito en forma similar a un árbol genealógico donde primero aparece el nombre del perro, luego su padre, madre y así sucesivamente hasta llegar al número de generaciones deseado. Por lo tanto en la primera columna aparecen los padres, en la segunda los abuelos, en la tercera los bisabuelos y así sucesivamente.

Cuando un criador vende un cachorro con pedigrí, lo hace con la documentación emitida por una asociación que garantiza que el animal, sus padres y otros antecesores cumplen con los criterios de pureza de raza.

Pero la importancia de este registro es muy superior al conocimiento de los antepasados de un animal. El pedigrí es la única garantía de que el animal adquirido es puro, y como tal conservará todas las características propias de su raza. Además en el mismo se pueden consignar muchos datos tales como si los ancestros del perro tienen títulos de campeonato, si fueron chequeados para distintas enfermedades de origen hereditario, como ser displasia de cadera u otras enfermedades hereditarias y figura el número de certificación internacional que afirma que es libre de esa patología, colores de los mantos, tatuajes o microchips, etc.

Para los criadores tiene importancia en dos aspectos fundamentales para la crianza como son la Selección y los Sistemas de cría.


Si su perro es malo no importa el excelente pedigrí que tenga,

sus cachorros serán malos.


Algunos criadores consideran que “el pedigrí es más importante que el animal mismo”. Nada más lejos de la verdad. Muchos importan perros con fabulosos pedigríes donde aparecen antecesores extraordinarios, ganadores de grandes premios, pero el perro que llegó es un ejemplar de mala calidad, con mala estructura y en consecuencia mal movimiento. A pesar de esos aspectos negativos siguen creyendo que como su pedigrí es tan importante podrán obtener características buenas en sus cachorros. Lo que en realidad deben entender es que ese perro heredó todo lo malo de esos extraordinarios ancestros y por lo tanto pasará lo malo que de ellos heredó a sus cachorros.


Selección

Cuando un criador quiere servir una de sus hembras necesita hacer una selección del macho que va a usar, para ello el macho debe primero aprobar la selección individual visual, esto significa ver el ejemplar, observar talla, temperamento, mordida, que tenga ambos testículos y que se mueva correctamente. Si todo es aprobado lo que hemos hecho es un selección por fenotipo o sea lo que vemos por fuera, pero no siempre lo que vemos coincide con los genes que porta el ejemplar. Para obtener más información sobre la genética del mismo debemos hacer el análisis de antepasados o evaluación del pedigree. Esta evaluación es útil cuando conocemos algo más que los nombres que allí figuran. Hoy en día y a través de internet es muy fácil encontrar a sus antepasados y estudiar las fotos o mejor aún videos que los muestran en movimiento y sobre todo estudiar las anomalías genéticas de esa línea de sangre. Por lo tanto cuánta mayor información tengamos sobre los antecesores en un pedigrí, más útil será. A mayor características positivas heredables mayor valor tendrá, sin olvidar que la información sobre el perro es siempre más importante que la información sobre sus parientes cercanos.

Sin embargo, a pesar de la cantidad de información que podemos obtener de un pedigrí, para la selección es más importante el test de progenie, o sea la evaluación de la descendencia. Se estima el Genotipo de un ejemplar a través del Fenotipo de sus descendientes.

Los pedigríes no son más que una guía general. Una vez que se destina un perro para criar y tiene progenie disponible esto será mucho más valioso que cualquier análisis de pedigrí.

Un perro por su pedigrí es lo que debería ser, por su aspecto lo que parece ser y por sus hijos es lo que es.


Sistemas de cría

Es aquí donde el pedigrí realmente tiene un importante valor debido a que para saber qué sistema de cría estamos aplicando necesitamos enfrentar el pedigrí del macho con el de la hembra a cruzar y de acuerdo a la cantidad de antecesores en común o no, sabremos el sistema de cría usado y las ventajas y desventajas de este cruzamiento.


Consanguinidad-Endogamia o In Breeding: apareamiento de individuos que tienen relaciones de parentesco más cercanas del resto de los miembros de la raza a la que pertenecen: padre/hija, hermano/hermana, madre/hijo.

Fija tipo más rápido, tiende a la formación de familias bien definidas, fija en forma homocigota las características deseables, al aumentar la homocigosis también aumenta la prepotencia del individuo. Puede fijar defectos, aumenta la posibilidad de expresión de genes recesivos.


Cruzamiento en Línea o Linebreeding: se trata de mantener un alto grado de parentesco entre los individuos a cruzar con un antepasado común de alto mérito; nieta/abuela, medios hermanos, primos. Aumenta las posibilidades que la descendencia tenga genes del antepasado elegido.

Evitamos homocigosis de genes indeseables. Este tipo de cruzamientos es más útil cuando el individuo destacado ha muerto o no puede ser utilizado como progenitor. Es un in breeding más atenuado pero ayuda a aquellos criadores que temen al in breeding muy cerrado a retener características deseadas.


Exocruza-Exogamia-Exocria o Out Breeding: es lo opuesto a In Breeding. Individuos de la misma raza no emparentados (dentro de las terceras o cuartas generaciones). Es la única forma de introducir nuevos genes donde se ha practicado un in breeding muy cerrado. Se obtiene individuos fenotípicamente superiores a sus progenitores (Vigor Híbrido).

Tiende a aumentar la heterocigosis y a disminuir la prepotencia (aumenta la excelencia individual y la disminución del valor para cría).


Outcross (refrescamiento de sangre): es casi sinónimo de Out Breeding y debe reservarse para cuando es usado durante un plan de Line Breeding y lleva implicado que una vez efectuado se volverá a la línea de sangre.


La responsabilidad de los criadores es criar perros sanos (libres de enfermedades hereditarias), con buen temperamento y buena estructura, por lo tanto en el momento de planear un cruzamiento los pedigríes dan útil información para hacerlo. Cuánto mayor información tengamos sobre los antecesores en un pedigrí, más útil será. A mayor cantidad de características heredables deseadas, mayor valor tendrá. El simple hecho de enfrentar el pedigrí de la hembra con el del macho a cruzar indicará el sistema de cría a aplicar, teniendo en cuenta las ventajas y desventajas de cada uno, ayudará a tomar una mejor decisión.